8 TRUCOS PARA ADELGAZAR COMIENDO EN EL TRABAJO

Dieta en el trabajo

Muchas personas se ven obligadas a comer en el trabajo y creen que es complicado bajar de peso sin comer en casa. Por lo tanto, comen a mediodía solamente una ensalada. Creen que esa es la manera correcta de adelgazar. Pues bien, no es así.

Es cierto que con la vida laboral, escasea el tiempo libre y pensamos que es misión imposible organizarnos para adelgazar comiendo de forma sana y equilibrada todos los días. Sin embargo, es necesario que tu organismo reciba todos los nutrientes que necesita para sentirte con vitalidad. Si te sientes lleno de energía mientras pierdes peso, afrontaras el día con alegría y todo te resultará más fácil: un mínimo esfuerzo con una máxima recompensa.

Así que si tu deseo es perder peso, no te la juegues con dietas restrictivas y desequilibradas porque te faltarán nutrientes y crearás un “metabolismo roto”, con poca capacidad para quemar grasa. La solución, sin duda, es la dieta mediterránea ya que garantiza que le proporcionemos a nuestro organismo todos los nutrientes que necesita y, además es con la que más rápido se baja el peso (y si no que se lo pregunten a Chicote). La dieta mediterránea puede ser muy rápida y fácil de elaborar, además de sabrosa, equilibrada y muy efectiva en la pérdida de peso.

Te enseñamos qué hacer para cuidar tu figura aunque comas en la oficina. Tanto si quieres perder peso como mantenerlo:

1- Prepara ensalada de pasta con verduras libres, queso fresco y fiambre de pavo.

2- Otro día, ensalada de tomate, patata cocida, judías verdes, cebolla, atún y huevo.

3- Una buena opción también es abrir un bote de legumbres ya cocidas, lavarlas y mezclarlas con ensalada y un par de palitos de cangrejo, y ¡listo en 2 minutos!

4- Otro día puedes llevarte un bocadillo de jamón serrano con tomate y ensalada de verduras.

5- El sándwich vegetal con lechuga, tomate, atún y huevo, y un tetrabrik de gazpacho es otra muy buena elección.

6- También puedes mezclar un vasito de arroz, quinoa o cuscús (los venden envasados) con verduras (también buenísimos y muy rápidos de preparar).

7- Además debes comer cada 3 horas. Los ayunos prolongados le sientan fatal a tu organismo. Llevando al trabajo frutas y yogures desnatados, nos aseguramos el aporte diario necesario de calcio y vitaminas y, al mismo tiempo, dejamos de hacer ayunos de más de 3 horas.

8- Y, por supuesto, bebe entre 1,5 y 2 litros de agua diarios. Si no lo haces, la deshidratación hará que sientas más fatiga, malestar, dolores de cabeza, debilidad, etc. Bebe antes de sentir sed.

Si estás haciendo el Método Smiling, toma como referencia si tu dieta es la S, la M o la L.

Encontrarás éstos y otros muchos consejos en el Método Smiling. ¡Come, disfruta y adelgaza!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario